Rociana del Condado, último destino de nuestra Escuela de Pacientes

Nueva jordana de concienciación y prevención

Tras el “parón” veraniego y un mes de septiembre copado con la preparación y celebración de la I Semana del Corazón, nuestra Escuela de Pacientes vuelve a impartir uno de sus talleres. En esta ocasión nos hemos desplazado hasta Rociana del Condado, donde una decena de cardiópatas de la localidad han asistido a las dos jornadas en las que se ha desarrollado el taller.

Durante los días 10 y 17 de septiembre, nuestros formadores, Francisco Pacheco y Rafael García, han compartido sus experiencias y conocimientos como parte de los talleres impartidos. Ambos son pacientes cardíacos con un infarto previo y vivieron hace tiempo la misma situación por la que ahora atraviesan sus “alumnos”. El intercambio de experiencia por parte de los asistentes sirve de gran ayuda para aprender a vivir con esta nueva realidad. Acompañando a nuestros dos docentes estaba Matías Jiménez, enfermero gestor de casos del centro de salud de Rociana.

En las sesiones se intenta crear un clima de participación, donde los nuevos pacientes pueden superar los temores iniciales que esta nueva situación conlleva. En todo momento, se transmite que hay que vencer los miedos para conseguir una normalización de su vida personal, tanto en el entorno familiar como en el profesional.

Estos talleres sirven para que los pacientes tomen conciencia de su enfermedad, sepan de la importancia de tomar la medicación de forma correcta y sean conscientes de la necesidad de cambiar o adaptar determinados hábitos de vida para evitar recaídas. Con este último objetivo en mente, se profundiza en la importancia de controlar y evitar los factores de riesgos, prestando especial atención a la hipertensión, diabetes, colesterol, mantener una dieta baja en sal y tabaquismo.

Otros aspectos como el socio-laboral o la sexualidad también son tratados. Destacando la importancia de realizar una actividad física adecuada a las condiciones de cada uno, pero siempre huyendo del sedentarismo. Por último, se aborda un aspecto fundamental tras un episodio cardiológico. Este no es otro que el aspecto psicológico, que resulta fundamental para hacer frente al hándicap que conlleva una cardiopatía. Para combatirla es indispensable conocer la enfermedad, sus limitaciones y afrontarla aprendiendo a vivir con ella.

Comparte esto:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: