Salva una vida, DONA

ANCCO se suma al llamamiento del Club Deportivo y Atletismo de Corrales en su campaña para donar sangre y médula ósea

El Ayuntamiento de Aljaraque, y más concretamente desde su Concejalía de Participación Ciudadana, invita a hacernos ecos de la campaña de donación de sangre y médula que, como el pasado año, llevará a cabo el Club Deportivo y Atle­tismo de Corrales.

La donación tendrá lugar el jueves, día 26 de abril, entre las 17.00 y las 21.00 horas en el Centro Cívico de Corrales, las inscripciones pueden realizarse a través del siguiente enlace.

Conviene recordar que existen motivos que hacen que una persona pueda donar sangre y que otra no pueda hacerlo. Pero puede que sean motivos puntuales. Y hay otras causas que hacen que una persona no pueda dar nunca. Esto depende de la valoración que hace un médico después de que el donante rellene un cuestionario.

Quiénes pueden donar sangre

Si tienes el visto bueno médico, puedes donar sangre hasta tres veces al año si eres mujer, y hasta 4 veces si eres hombre y lo puedes hacer si cumples estos requisitos:

  • Tener entre 18 y 65 años y pesas más de 50 kilos.
  • Aunque hayas padecido hepatitis antes de los 12 años.
  • Aunque tengas el colesterol elevado.
  • Aunque no estés en ayunas.
  • Aunque tomes algunos de los medicamentos más frecuentes.

Quiénes no pueden ser donantes

La valoración médica es muy importante porque, así como una donación puede ayudar a los enfermos a recuperar la salud, también puede comprometer su vida. A través de la sangre se pueden transmitir algunas enfermedades. Con todo, previamente al cuestionario y a la evaluación médica, hay casos estipulados en los que la persona no puede donar sangre de ninguna manera, y son los siguientes:

  • Ser portador del VIH.
  • Ser portador de los virus de hepatitis B o C.
  • Haberse inyectado drogas alguna vez en la vida.
  • Embarazadas, recién tatuados o visitantes de zonas endémicas.

Donantes de médula ósea

Por otra parte, no todo el mundo puede ser donante de médula ósea. Para ello el requisito fundamental es, además de estar sano, tener una edad comprendida entre los 18 y los 55 años. Además, deberá aceptar facilitar sus datos básicos (edad, dirección, teléfono y breve historial clínico) y que éstos, junto a los de compatibilidad sean incluidos en el Registro de Donantes de Médula Ósea (REDMO), que le sea extraída una muestra de sangre para estudiar sus características de histocompatibilidad y que una pequeña cantidad de la misma sea guardada en el laboratorio para poder ampliar el estudio en caso de aparecer un paciente compatible.

Personas, en la que está contraindicada

La donación de médula ósea está contraindicada en personas que padecen determinadas enfermedades:

  • Hipertensión arterial no controlada.
  • Diabetes mellitus insulinodependiente.
  • Enfermedad cardiovascular, pulmonar, hepática, hematológica u otra patolo­gía que suponga un riesgo sobreañadido de complicaciones durante la dona­ción.
  • Enfermedad tumoral maligna, hematológica o autoinmune que suponga riesgo de transmisión para el receptor.
  • Infección por virus de la hepatitis B o C, virus de la inmunodeficiencia adqui­rida (SIDA) o por otros agentes potencialmente contagiosos.
  • Algún factor de riesgo de SIDA (anticuerpos anti-VIH positivos, drogadicción por vía intravenosa, relaciones sexuales múltiples, ser pareja de uno de los an­te­riores, ser hemofílico o pareja sexual de hemofílico, lesiones con material contaminado en el último año).
  • Haber sido dado de baja definitiva como donante de sangre.
  • Tener antecedentes de enfermedad inflamatoria ocular (iritis, episcleritis) o fibromialgia.
  • Tener antecedentes o factores de riesgo de trombosis venosa profunda o em­bo­lismo pulmonar.
  • Recibir tratamiento con litio.
  • Tener recuentos de plaquetas inferiores a 120.000 ml.

Hay otras contraindicaciones que son de carácter temporal:

  • Estar embarazada o amamantando a su hijo.
  • Estar sometido a tratamientos anticoagulantes o antiagregantes, en función de la duración de los mismos.
  • Estar embarazada o amamantando a su hijo.

No obstante, existen otros procesos que pueden dificultar la donación de médula ósea, por lo que es importante consultar con el médico antes de inscribirse como donante. Algunas de estas patologías son contraindicación para la donación de médula ósea, pero no para la de sangre periférica:

  • Obesidad mórbida.
  • Malformaciones del cuello o la columna vertebral.
  • Posibles alergias a los anestésicos.
  • Déficits enzimáticos familiares.

Por ello es recomendable que todo candidato consulte su caso particular antes de inscribirse como donante ya que algunas patologías contraindican la donación de médula ósea pero no la de sangre periférica, y viceversa.

Desde ANCCO animamos a los familiares de los pacientes cardíacos y a los onubenses a parti­cipar en la llamada que nos realizan desde el Club Deportivo y Atletismo de Corrales.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: